jueves, 24 de diciembre de 2009

Oración al Niño de Belén


Dulce Niño de Belén,
tu que naciste en un pesebre,
pon en el corazón de los hombres esa paz
que buscan, a veces con tanta violencia,
y que tú sólo puedes dar.
Ayúdanos a conocernos mejor
y a vivir fraternamente
como hijos del mismo Padre.
Despierta en nuestros corazones
el amor y la gratitud de tu infinita bondad.
Únenos en tu caridad.
Y danos a todos tu celeste paz.
Amén.

¡Feliz Navidad!